8 trucos que calmarán hasta el peor berrinche del Universo

Ser madre o padre es definitivamente un regalo y un don que no tiene precio. Los hijos son una parte fundamental de los matrimonios, llenan la casa de luz y alegría y la convierten en un verdadero hogar.

Sin embargo nadie ha dicho que sea una tarea sencilla y miel sobre hojuelas. Los pequeños pueden llegar a ser exasperantes y a demandar una energía que muchas veces no tenemos. Sus berrinches exigen una paciencia total, saber sobrellevar estas situaciones de estrés y enojos es una habilidad necesaria. Afortunadamente no estás sola, y es por eso que te traemos estas técnicas sencillas e infalibles para lograr clamar hasta el peor de los berrinches.

 Es humor es una estrategia que no puede fallar. Prueba a hacerle un chiste o una mueca graciosa y verás como su rostro se transforma y sonríe una vez más.
Hazle un chiste.
Cántale
La música es una excelente opción ya que relajará a tu pequeño, procura que sea su canción favorita. No tienes que ser una cantante excelente, el solo hecho de escuchar tu voz cantándole le encantará y, si no te encanta la idea de hacerlo, puedes ponerla en youtube.
Mantente firme pero no enloquezcas
Comenzar a gritar no funcionará, solo lograrás que tu pequeño grite también y al final será una lucha para decidir quién grita más fuerte. Se firme, serena, mantente en tu posición.
Abraza
Dependiendo de cada niño y de la situación personal puede ser un arma de doble filo. La contención logrará que luego del enojo llegue el llanto y entonces se calmará lo suficiente como para hablar sobre la situación.
Dialoga
Hazle entender que entiendes su enojo pero mantén tu decisión y explícale el por qué de ella; quizá su enojo radique en no entender las razones de la negativa que le das.
Enséñale ejercicios de respiración y a contar hasta diez
En momentos de calma enséñale a respirar profundamente, de esta forma, al tener un berrinche, sabrá que hacer cuando le pidas que respire y cuente hasta diez. Esta técnica es más eficiente ante los primeros síntomas de que se avecina un berrinche, así será más sencillo para él.

Den un paseo
Cambia de escenario a uno más tranquilo, puede ser un parque o un lugar que le guste mucho. Segura que se entretendrá, descargará emociones y olvidará las rabietas.
Previene
Explica tus motivos cuando le pidas que haga algo que sepas que no le gusta, por ejemplo puedes decirle que abrigarse evitará que se enferme. Puedes también prevenirlo de las órdenes futuras, por ejemplo, unos minutos antes de llevarlo a la cama o a la ducha puedes decirte que se acerca la hora de dormir, así tu pequeño estará prevenido y sabrá que se acerca la hora de dejar de jugar.
A medida que pase el tiempo los berrinches irán desapareciendo. Recuerda no desesperar y ser firme en tus decisiones. Felicítalo cuando obedezca y dile lo orgullosa que te hace sentir, de esta manera reforzarás positivamente su comportamiento.

¿Qué te parece? ¿Te sirvió? Compártelo!!!

Fuente:porque
Loading...