<
Find the latest bookmaker offers available across all uk gambling sites www.bets.zone Read the reviews and compare sites to quickly discover the perfect account for you.
Home » Variedades » El lado oscuro de la Inquisición: Así es como castigaban a las mujeres sospechosas de brujería…

El lado oscuro de la Inquisición: Así es como castigaban a las mujeres sospechosas de brujería…

Ahora las mujeres disfrutan de igualdad de derechos, a la par de su contraparte masculina: Votan en el sistema de elecciones, tienen derecho a la autonomía y a la integridad, así como a la toma de decisiones sobre su salud reproductiva, también a la libertad de expresión… Pero no siempre fue así.

En la antigüedad, las mujeres no tenían derecho a prácticamente nada. Por ejemplo, en la Edad Media, y con la inquisición pisándoles los talones, las féminas no se atrevían a abrir siquiera la boca, por miedo a que las acusaran de hechicería.

El destino de las sospechosas no era nada envidiable; eso sí muy temible. Los días y noches no alcanzaban para torturarlas de la peor manera, hasta que confesaran su adoración por el diablo. Hoy, ¡Qué pasada! te contará las maneras más sanguinarias y famosas que la Inquisición utilizaba para llevar a las mujeres a la purificación.

La silla de baño

Uno de los instrumentos más comunes de tortura era la silla de baño de la bruja. Esta notable prueba consistía en lo siguiente: Una supuesta hechicera era atada a una silla, y luego la bajaban al río, y subían utilizando una cuerda.

El diseño era simple: Una viga de madera servía como soporte; en un extremo estaba atada la «bruja» en una silla, y por el otro extremo, una cuerda, de la que se tiraba para sumergir el cuerpo de la supuesta hechicera en el agua, cuántas veces fuera necesario.

«La Cigüeña»

Se trata de otro instrumento de tortura simple, pero muy aterrador, que inmovilizaba completamente a la víctima. Las mujeres eran encadenadas con una pinza, en posición de cuclillas, y el cuerpo era afianzado con un tranque o tornillo, pasado a la altura de los tobillos. El dolor era infernal, sobre todo cuando los calambres se extendían por todo el cuerpo. Las personas se volvían locas solo en cuestión de días.

«Silla de la bruja»

Esta terrible invención pasó a la historia con el nombre de «Silla de la bruja», o «Silla de la Inquisición». Se trata de una silla con esposas y puntas afiladas, que perforaba fácilmente la carne de cualquier persona. La mujer que, en aquella época, fuera sospechosa de estar asociada a las fuerzas oscuras, era obligada a sentarse en dicha silla, tortura que era complementada un hierro o agua caliente. Las más fuertes duraban vivas unos pocos días, pero nadie sobrevivía ante este escalofriante método.

Tortura con agua

La Inquisición también practicó otro método llamado «Tortura de agua», una manera sencilla de hacer confesar a la mujer de practicar la brujería. La dama era colocada sobre una mesa o una viga, en posición horizontal, a quien luego le ponían un embudo en la boca. De esta forma, empezaban a echarle agua continuamente a través del embudo. La víctima no podía soportar el intenso dolor, y quedaba completamente ahogada.

Otra opción era insertar el embudo por la abertura anal o vaginal. A través del mismo, se empujaban pequeñas alimañas patógenas, las cuales provocaban infecciones e inflamaciones, causando un intenso dolor y sufrimiento.

«Pera»

Si las víctimas mostraban una resistencia milagrosa, y no querían confesar su relación con Satanás, entonces, la inquisición utilizaba otro instrumento, de apariencia similar al fruto de la pera.

Este instrumento se solía empujar profundamente en las partes íntimas de la víctima, para luego ser manipulado con una llave. Estos movimientos hacían que los pétalos del mecanismo se abrieran, y literalmente despedazaban a la mujer desde dentro.

Por duro que parezca, esto es solo un atisbo del vasto arsenal de métodos de tortura con que contaba la Inquisición. Y sobra decir que esta nunca perdió la oportunidad de poner a prueba sus artefactos de la muerte.

¿Qué no hicieron estos fanáticos, bajo el nombre de Dios, y llamando a estas acciones actos justos?

Comenta con nosotros lo que piensas acerca de la Inquisición y sus métodos de torturar a los herejes, y no olvides compartir el enlace con tus amigos.

Fuente:quepasada
Loading...